Culturas orgánicas : circuitos cortos de comercialización

Publicado por

LATINOAMERICA Y EL CARIBE

Contribución a la estrategia global

La red Slow Food Latinoamérica y el Caribe defiende el acceso a alimentos buenos, limpios y justos para toda(o)s y considera como prioritarios los siguientes aspectos:

  • –  En relación al Bueno: la soberanía alimentaria y la educación alimentaria y del gusto;
  • –  En relación al Limpio: la lucha contra los agrotóxicos, la contaminación del agua y delsuelo, y la modificación genética de las semillas;
  • –  En relación al Justo: el acceso a agua, tierra y semillas, y el acceso a la comida.
  • Contexto Muchos países latinoamericanos pasan por un momento histórico muy crítico de deforestación, expansión de los monocultivos, liberación de agrotóxicos altamente peligrosos, acaparamiento de tierras, agua y semillas, exterminio de líderes campesinos y ecologistas, degradación de los ecosistemas y territorios de los pueblos indígenas, contaminación del suelo y agua por minería y fracking, especulación inmobiliaria y turismo depredador.
  • Además, se asiste al desmantelamiento general de las políticas públicas e inestabilidad política en la mayoría de los países del continente. No hay que olvidar los efectos de la crisis climática y fenómenos vinculados, como sequías y huracanes siempre más fuertes, a los cuales se suma la pandemia de Covid-19, que sigue amenazando fuertemente el continente. Finalmente, la adición de los altos niveles de dependencia en la importación de alimentos, generados por el colonialismo y neocolonialismo.

Todo esto repercute inevitablemente en la pérdida de biodiversidad, de cultura alimentaria y de patrimonio biocultural; la rápida expansión de la industria alimentaria y el lobby del agronegocio; la promoción del consumo de alimentos ultraprocesados; la inaccesibilidad de alternativas alimentarias buenas, limpias y justas para el público en general; los altos índices de obesidad y malnutrición; el aumento de los índices de inseguridad alimentaria, hambre, desnutrición y pobreza. También plantea una serie de retos para la agricultura familiar, las mujeres, los pueblos indígenas y afrodescendientes. Estos son los problemas que se quieren enfrentar a nivel del continente.

Los cambios que queremos provocar

¿Cuáles son los cambios que queremos conseguir?

La red latinoamericana se propone promover un cambio de forma integral en los sistemas alimentarios hegemónicos desde la mirada de la soberanía alimentaria. Para lograrlo, es necesario que la tierra esté en manos de la agricultura familiar y campesina, de las mujeres y pueblos originarios, que el agua sea a gestión colectiva, las semillas libres y sin OGM, y que la cultura alimentaria y la identidad de los pueblos se mantengan frente al modelo dominante de homogeneización agroalimentaria.

Los cambios que se quieren lograr son:

  • –  una sociedad que ha sanado las heridas del periodo colonial, tanto a nivel emotivo, así como político, social, económico;
  • –  una sociedad que entiende que el alimento es la primera medicina, y que desde una alimentación sana y local deriva una vida en salud y armonía;
  • –  el acortamiento de las cadenas agroalimentarias y los circuitos cortos y solidarios de comercialización de alimentos reales, con raíces simbólicas y afectivas, en respuesta a la globalización agroalimentaria;
  • –  la promoción de la educación alimentaria, que incluye el tema de la ecogastronomía, como oportunidad de sensibilización dirigida al público en general, dentro y fuera de las escuelas
  • la conciencia en las elecciones de alimentos buenos, limpios y justos sobre el impacto que las mismas generan hacia el medio ambiente;
  • –  la influencia en las políticas públicas mediante campañas, movilización y participación en colectivos y consejos;
  • –  un sistema en el cual ciudadanos, instituciones y organizaciones colaboran no solamente para ser resilientes al cambio climático, sino para generar, compartir y poner en prácticas acciones concretas para revertir el cambio climático.
  • Quiénes somos: La red Slow Food Latinoamérica y el Caribe está conformada por Comunidades Slow Food, que reúnen agricultora(e)s y campesina(o)s, cocinera(o)s, comunicadora(e)s, activistas, técnica(o)s, jóvenes, profesores/as y maestros/as, académicos/as, empresarios/as indígenas.
  • Nuestra estrategiaDiversidad cultural y biológicao ¿Cuáles son nuestros objetivos?
  • –  Investigar y promover la biodiversidad y cultura alimentaria latinoamericana desde una mirada comunitaria y territorial;
  • –  Promover el fortalecimiento de sistemas productivos, técnicas, conocimientos y sistemas agrícolas tradicionales;
  • –  Valorizar y promover el rol del mundo campesino y los pueblos originarios en la alimentación;
  • –  Generar el compromiso de respetar, preservar y mantener los conocimientos, las innovaciones y las prácticas de las comunidades indígenas y locales con base el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) – artículo 8 j);
  • –  Valorizar las mujeres y su rol como recolectoras de plantas silvestres, encargadas de los huertos, domesticadoras de plantas y animales, yerbateras y guardianas de semillas;
  • –  Desarrollar con las comunidades el concepto de territorio alimentario: “el territorio me alimenta”, es decir el territorio como espacio pluridiverso de participación para construir un buen vivir para todas y todos;
  • –  Fortalecer los circuitos cortos y solidarios de comercialización;
  • –  Crear oportunidades de diálogo e intercambio entre productores y co-productores(consumidores responsables).
  •  ¿Qué acciones vamos a realizar para alcanzarlos?
  • –  Mapeo y publicaciones de productos para el catálogo del Arca del Gusto;

–  Elaboración de los Recetarios Latinoamericanos de Slow Food, para dar a conocer los productos y gastronomía latinoamericana como estrategia de soberanía y seguridad alimentaria;

–  Recopilación de las prácticas por parte de las comunidades de pueblos originarios y campesinos, y promoción del intercambio de experiencias, plantas y semillas;

–  Promoción de la participación de pueblos indígenas en la red Slow Food;

–  Recopilación de las experiencias de mujeres en la historia de la alimentación, y en elcuidado de la biodiversidad;

–  Creación de espacios de intercambios (ciudad-campo) para la difusión de losresultados y avances en la preservación de la biodiversidad entre los cuidadores de losterritorios locales;

–  Consolidación de los grupos de productore(a)s que cultivan de manera buena, limpiay justa;

–  Promoción de las Fincas Slow Food, los huertos de traspatio o solares ancestrales yagroecológicas;

–  Promoción de los Mercados de la Tierra, las CSA (Comunidades que Sustentan laAgricultura) y las ferias de economía solidaria;

–  Promoción de capacitaciones, asistencia y apoyo financiero para fomentar lamanutención de las técnicas ancestrales y la incorporación de prácticasagroecológicas;

–  Fortalecimiento de las alianzas y estrategias de comercialización junto a las redes deeconomía solidaria y comercio justo, con grupos de compras colectivas locales y directas, apoyando las comunidades rurales con el desarrollo de valor agregado de productos a través de denominaciones de origen y certificaciones de calidad, indicaciones geográficas y sistemas de valorización del patrimonio alimentario;

–  Establecimiento de una marca regional para destacar experiencias de economías justas y solidarias;

–  Promoción e impulso de sellos creados por SF (ejemplo Slow Food Coffee Coalition);

–  Construcción de una especie de cartografía de la memoria, de modo colectivo, que permita redescubrir, revalorizar y usar las especies alimenticias no convencionales enel territorio;Educación e inspiracióno ¿Cuáles son nuestros objetivos?

–  Educar en todo nivel de educación (básica y superior) sobre una alimentación buena, limpia y justa;

– Apoyo a los programas de Turismo y Gastronomía sostenibles, en los que se promueva la agricultura, la seguridad y soberanía alimentaria, y los elementos distintivos culturales locales, así como la reforestación y protección de los polinizadores.

–  Promover la información sobre nutrición, salud, biodiversidad y cultura alimentaria para los educadores de las escuelas primarias y el público en general;

–  Acercar a los co-productores, educadores y productores;

–  Aumentar el compromiso y la capacidad de vinculación entre la red latinoamericana.o ¿Qué acciones vamos a realizar para alcanzarlos?

–  Producción de contenidos, módulos digitales y presenciales, y desarrollo de herramientas para actividades educativas con el objetivo de aumentar la concientización de distintos públicos sobre: Sistemas alimentarios; Agua, Tierra, Semillas y Culturas Libres y Vivas; Agroecología, Soberanía Alimentaria, Comida y Salud (guías, libretos, vídeos y otras medias);

–  Creación de huertos de diferentes tipos como herramienta educativa: familiares, escolares, comunitarios, urbanos y talleres de cocina tradicional enfocados a jóvenes y niños;

–  Promoción del conocimiento sobre los alimentos olvidados (PANCs), cultivos andinos, vegetales frescos, medicinales, con enfoque en la educación ambiental;

–  Difusión de conocimientos gastronómicos ancestrales adquiridos a las personas más jóvenes, como medio para preservar y continuar con las tradiciones gastronómicas ancestrales;

–  Diseño e implementación actividades educativas y de formación para los profesionales del sector alimentario con el fin de reconocer a quienes realicen cambios positivos en la producción, distribución, comercialización, consumo y gestión de residuos de los alimentos;

–  Creación de un área virtual común dedicada a la educación y capacitación de la Red Slow Food América Latina y el Caribe;

–  Divulgación de contenidos educativos en las redes sociales;

–  Creación, comunicación y difusión de campañas de Slow Food;

–  Creación de campañas educativas propias que respondan a las necesidades delterritorio.

–  Promoción de actividades que puedan ser difundidas a través de plataformas digitalesy sirvan de motivación a niños y jóvenes;

–  Promoción del intercambio de saberes con instituciones educativas;

–  Creación de Diplomado de Gastronomía Sustentable en América Latina y el Caribe, en vinculación con UNISG;

– Promoción de la la investigación e innovación en sistemas locales de producción y consumo agroecológico;

– Creación y/o fortalecimiento de la Alianza de Cociner@s Slow Food como vía para la formación de chefs e incidencia en la gastronomía nacional.

  • –  Apoyo y realización de actividades educativas y de formación profesional a los alumnos de la Licenciatura en Gastronomía para concientizar a los futuros chefs acerca de la importancia de la relación productor-coproductor;
  • –  Diseño de herramientas de análisis de impacto (cuantitativos y cualitativos) para los proyectos de educación, involucrando a la red de Slow Food.
  • Advocacy e incidencia 
  • ¿Cuáles son nuestros objetivos?
  • –  Valorizar la agrobiodiversidad como medio para mitigar los efectos del cambio climático;
  • –  Estimular la participación social y alianza con las organizaciones de la sociedad civil que luchan por objetivos similares;
  • –  Participar en la construcción y evaluación de la legislación sobre políticas alimentarias;
  • –  Influir en las instituciones públicas y en el sector privado a todos los niveles para crear políticas y modelos que apoyen sistemas justos y regenerativos de producción,distribución, comercialización, consumo y gestión de la pérdida de alimentos;
  • –  Informar, implicar y movilizar a las personas y comunidades para que se conviertan endefensores de la necesaria transición hacia políticas justas y sostenibles. o ¿Qué acciones vamos a realizar para alcanzarlos?
  • –  Aumento del número de comunidades como componente básico en la estructura de la red de Slow Food;
  • –  Sondeo de las organizaciones (sector público, privado y de cooperación) que tienen potencial de ser aliadas de Slow Food en los distintos países del continente, para poder tener mayor impacto sobre las relaciones alimentarias en nuestra región;
  • –  Promoción de la participación en colectivos y alianzas con otros movimientos o actores sociales en específico con el movimiento campesino, movimiento cooperativo, redes agroecológicas, redes de mujeres, de pueblos originarios, de productores y artesanos, de curadores y guardianes de semillas;
  • –  Organización de formaciones en activismo e incidencia política para la red;
  • –  Alianzas con las instituciones públicas, promoción de la incidencia en la interacción público-privado, en los reglamentos y leyes y a través de Mercados de la Tierra,sistemas participativos de garantía, sello Bueno, Limpio y Justo;
  • –  Incidencia y acceso a la red educativa formal e informal;
  • –  Registro de los aprendizajes y experiencias de las comunidades en el periodopandemia para la construcción de una nueva realidad post pandemia;
  • –  Evaluación de la incidencia y el impacto de nuestras acciones;

–  Difusión de los avances logrados a través de leyes y resoluciones institucionales, en materia de reconocimiento de los sistemas de conocimiento campesino, tales como SIPAM y otros reconocimientos globales, regionales y locales;

–  Involucramiento de la institucionalidad en campañas o eventos, para fortalecer ese vínculo y trabajar colectivamente.

Las prioridades de formación identificadas por la red Slow Food Latinoamérica y el Caribe son:

  • –  Proyectos de biodiversidad y cultura alimentaria
  • –  Educación y concientización
  • –  Incidencia política
  • –  Recaudación de fondos, elaboración y gestión de proyectos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s